Domingo, 01 de julio de 2007
400x296px - 14.6 Kb

Arrugas: el optimismo necesario

Hay dos razones por las que he querido escribir estas l?neas que, si bien por un extra?o nexo, est?n relacionadas entre s?. Una es la celebraci?n del 50 aniversario del colegio en el que estudi?, lo que me ha hecho ver sin tapujos que el tiempo se ha transformado en arrugas. Y otra es que, buceando en mis viejas fotograf?as, he encontrado una con Adolfo Dom?nguez, el modisto que se sac? de la manga esta frase ?La arruga es bella?, que no s? si a algunos les sirvi? temporalmente de consuelo.

Pues bien, quiero que se me vean las arrugas, porque cada surco de mi cara es una profundizaci?n en las materias de las que est? hecha la vida. A cada hendidura le corresponde una elemental carga de tiempo: un instante, un d?a, un lustro, un suspiro, la duraci?n global de una amistad, de una pasi?n, de un matrimonio. Hay arrugas que tardan mucho en hacerse. Las de la risa son r?pidas y yo no puedo negar que me he re?do. Me he re?do mucho, pero he tenido tambi?n mis d?as de llanto y de zozobra. Risas, besos, caricias, soledades, l?grimas, tristezas, preocupaciones, quebrantos, agridulzuras? Sufrimiento y felicidad. Cosas que van dejando sus huellas. Unas que te horadan. Otras que te apagan el brillo de los ojos. El resultado est? ah?, como un poema que me ha costado escribir 60 a?os (En realidad 57, porque la foto tiene ya tres, es decir, le faltan muchas arrugas, muchos gozos y sombras, muchos buenos y muchos malos momentos)

Esta cara que veis, con 57 vueltas de tierra, tiene una riqueza mayor que la que ten?a con treinta y dos, por referirme a otra foto que dejo como testimonio ?Lo crees de verdad, Mariano? ?Y cual es exactamente el atractivo? ?Se ve a simple vista o hay que descubrirlo con paciencia y voluntad debido a que queda muy oculto? Porque, claro, t? te refieres a la riqueza que ha ganado, pero ?y la que ha perdido? ?O es que est?s hablando nuevamente de trascendencias, cuerpos que se ven y no se pueden negar contra esp?ritus que vuelan invisibles por la noche oscura del alma? ?Es ah? donde nuevamente nos escondemos? Tu cara, Mariano, tiene lo que todo el mundo ve. En cambio, aquella otra que muestras, tuvo el esplendor de la tersura y de la juventud, tuvo la esperanza cierta de los besos, fue im?n irresistible para los ojos de las napeas, de las n?yades, de las afroditas, de las nereidas, de las pen?lopes y, especialmente, de las rosas de carne y sus siempre deseados aromas y fragancias ?Y ahora qu?, qui?n te mira ya con deseo? ?En qu? consiste entonces esa riqueza que representan los surcos de tu frente, los regatones de tu cara, las arrugas pata negra de gallo de tus ojos? ?Es bella la arruga, o fue solamente un artilugio de Adolfo Dom?nguez para vender el lino?

Mi querido aguafiestas: bien sabes que conozco las limitaciones que el tiempo impone a los cuerpos. En cuanto a las p?rdidas y ganancias, comprendo y acepto las fugas permanentes de la belleza, acepto la renuncia a su posesi?n y me conformo con mantener viva la llama, tal vez para transformarla en una nueva belleza. Pero no he renunciado a?n a las caricias, ni a las miradas, ni a la admiraci?n, ni a la placidez amorosa, ni al gozo relajado, ni al cari?o paciente y sostenido, ni a la capacidad de so?ar. Todas las locuras de la juventud y del coraz?n, que las tuve sin duda, y muchas, van tomando la forma de la serenidad y del sosiego. Y si mis ojos desean a Venus, mi cabeza sabe c?mo transformar ese deseo en felicidad sin pasar por la apropiaci?n indebida. Y entonces sigo riendo, aunque lo haga de un modo mucho m?s apacible. En realidad, la risa no ha faltado nunca de mi cara. S?lo algunas veces, cuando la vida saca sus l?tigos de piedra y azota duramente mi coraz?n, un rictus no deseado se me pone delante de la sonrisa, pero no dura cien a?os porque mi cara no aguanta mucho tiempo largas dosis de seriedad, especialmente si ?sta lleva en sus aires la indicaci?n indeseable de la amargura.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com
Publicado por Mariano.Estrada @ 13:42
Comentarios (11)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 01 de julio de 2007 | 14:36
Es precioso, nuevamente me he quedado sin palabras, sin respiraci?n,con el coraz?n desbocado, y sin poder reaccionar. Gracias. Besos.
Publicado por Invitado
Domingo, 01 de julio de 2007 | 17:33
Mariano, precioso tu escrito, y m?s que eso, real como la vida misma. Desde luego que no estoy de acuerdo con Adolfo Dom?nguez, hay que ser realista, y la arruga, de bella, nada. Sin embargo, me ha gustado saber que, Mariano, ese personaje de semblante duro, seguro de s? mismo, que creo conocer un poco, aunque no demasiado, tambi?n ha tenido d?as de llanto y de zozobra. ?Yo pensaba que eso solo les ocurr?a a los pobres de esp?ritu, a los dudosos, a los inseguros! Pero mira por d?nde, de una forma u otra, todos somos humanos, y existe un ?rgano en com?n en todos que sufre, llora o vibra de emoci?n: el corazoncillo. ?No pod?a ser de otra manera, tanto poema bello, no pod?a salir de algui?n que no haya conocido el sufrimiento y el desamor!

Mariano, t? sigue, que vales para todo, - bueno, aquello del descosido -, y eso si que no te lo quita nadie, las arrugas, tampoco , pero todos no pueden decir que eres como el libro de Petete: diviertes, entretienes e ilustras.


Un abrazo.
Publicado por Mariano.Estrada
Domingo, 01 de julio de 2007 | 19:55
Lo malo de los an?nimos es que siempre dejan un rastro para que los persigas. El primer comentario no me cuesta nada reconocerlo. Es de una persona impulsiva, incluso intr?pida. Esto la hace ser veraz y primaria.

El segundo es m?s comedido y meditado, pero el autor ha dejado algunas piedrecitas, no s? si intencionadas del todo, por las que puedo ir a su encuentro, pero tambi?n a la confusi?n o a la duda. Por lo que no voy a entrar al trapo, aunque no me he resistido a la tentaci?n de contestar, a pesar de que hab?a dicho que no contestar?a a los an?nimos. Y contesto as?:

El semblante duro debe darlo la tierra, en este caso la adustez zamorana. Si me conoces algo, aunque no demasiado, sin duda debes saber que me he sentido roble a menudo. Y mi tierra de nacimiento se llama Carballeda, precisamente, y un carballo no es otra cosa que un roble, en la lengua de Cunqueiro. (Sigue...)
Publicado por Mariano.Estrada
Domingo, 01 de julio de 2007 | 20:01
Lo que pasa es que llevo muchos a?os aqu?, en el Mediterr?neo y, si realmente me conoces algo, aunque no sea mucho, sabr?s tambi?n que a veces me he sentido almendro, con su tronco de vieja soledad, con su flor blanca de luna. Junta estos dos ?rboles y tendr?s un h?brido al que yo me quisiera parecer. Roble y almendro, fortaleza y fragilidad. ?Ah? es nada!

Querido an?nimo, si me conoces algo, tienes que saber que motivos para sufrir no me han faltado. Ni me faltan. Que tengo un coraz?n es obvio, porque me ha herido fuertemente el amor. Y es justamente la poes?a la que me ha servido siempre de catarsis, ya que por esa acequia he canalizado la dicha, pero tambi?n el sufrimiento.

Me alegra saber que me he humanizado a los ojos de alguien que me conoce un poco, aunque no mucho. Y le quiero decir que escribir poes?a es como ir sembrando el ambiente de fotograf?as de la intimidad ?Radiograf?as del esp?ritu? Tambi?n le agradezco los elogios. Sin ninguna reserva.
Un abrazo
Publicado por Invitado
Lunes, 02 de julio de 2007 | 9:08
Al igual que le ocurre a Mariano, no suelo ni me gusta contestar a los comentarios de los an?nimos en sitio alguno, y ?l, sin embargo, ayer hizo una excepci?n y contest? al m?o. Aunque cierto es que, siempre que no me identifico, en mi mente, - de una forma consciente -, no hay mensaje de doble filo con ?nimo de ofender a alguno, sino todo lo contrario. Por tal motivo, aqu?, en el ?gora, d?nde han ocurrido los dimes y diretes, y todo despu?s de haberle escrito ya un correo personal a su direcci?n electr?nica para aclarar los calificativos, me identifico, pues lo ?nico que le profeso es admiraci?n, y en muchas cosas, para mi es un referente.

Y tengo que reconocer que cuando le? su contestaci?n, me alegraron dos cosas. La primera, que dijese que mi contestaci?n era m?s comedida y meditada, ?con todo lo que ?l me conoce, mucho m?s que yo a ?l, y que sabe muy bien que soy: impulsivo, nervioso, y que medito muy poco, a veces, lo que digo! Sigue..
Publicado por Invitado
Lunes, 02 de julio de 2007 | 9:15
Esa apreciaci?n, o posible cambio en mi, me gust? que lo dijeses precisamente t?, Mariano. La segunda, conocer esa bonita definici?n que se asigna de roble y almendro y, que la poes?a, le ha servido de catarsis, suerte la tuya que has tenido esa acequia para poder canalizar la dicha y el sufrimiento, porque aunque a otros nos falte un medio tan sutil como hermoso, hay que alegrase del bien ajeno.

Un abrazo

Jos? Miguel
Publicado por Invitado
Lunes, 02 de julio de 2007 | 21:39
que te puedo decir si desde los 21 empezaron a salir canas, un mechon blanco, asi que vas similando el tiempo y vives asi, como tus palabras, contando cada arruga, viviendola y compartiendola.

gracias,
Publicado por Andrea
Martes, 03 de julio de 2007 | 21:12
Tu escritos, como siempre preciosos Mariano; pero ?ste, en especial, me ha gustado tanto... y ser? tal vez el alma vieja que tango; porque a?n me falta para las arrugas. Desde mi bella ciudad blanca, te env?o un abrazo muy especial. AB
Publicado por Invitado
Martes, 03 de julio de 2007 | 22:00
Hola querido Mariano, esa foto mostrando orgulloso tus arrugas,y que son para enorgullecerse, pero mas lo son que te vayas de juerga, que juegues futbol y que participes de cenas multitudinarias, es lo que me hace entrar en el blog con la intriga de hasta que es lo que contestan tus lectores, como estoy leyendo tanto material que tienes, me he encontrado con una cita de Don JORGE LUIS BORGES,coterraneo mio por parte de madre, y recuerdo en el alma su mas triste expresion: Que no habia sido feliz. Lo mio no fue una irreverencia,y porque todo mi ser simpatiz? con Borges lo recordamos diariamente.Los latinos somos tan expresivos , que de tan expresivos a veces nos pasamos . Un beso adriana
Publicado por Mariano.Estrada
Mi?rcoles, 04 de julio de 2007 | 2:19
Querido Jos? Miguel: queda bien claro que el an?nimo sin identificar no era precisamente un enemigo. Muy por el contrario, ha quedado patente que s?lo pod?a tratarse de una buena persona. Me ha gustado tu explicaci?n. Un abrazo.

Hay otro an?nimo, cuya reflexi?n me parece muy correcta. Puede que nos conozcamos, pero no caigo qui?n es.

Y luego viene un mensaje de Andrea, mi querida amiga peruana (perd?n, arequipe?a), de 20 a?os de edad, tal vez 21 ?C?mo vas a tener una s?la arruga? Adem?s, recuerda que yo conozco la espl?ndida tersura de tu cara, que he tenido el placer de besar. En Kiev. Recibo con gusto ese abrazo especial que me mandas y que s? perfectamente c?mo es. Es dulce, como t?. Un beso.

Finalmente, Adriana, uruguaya de Montevideo, propietaria de un omb?, voy a desvelar aqu? que tu perro se llama Borges, para que los posibles lectores puedan entender tu comentario. Me alegra saber que te entretienes leyendo mis escritos y espero q
Publicado por Mariano.Estrada
Mi?rcoles, 04 de julio de 2007 | 2:23
que algunos de ellos te gusten. Un beso.