Lunes, 18 de junio de 2007
400x263px - 7.5 Kbytes

Vientos de soledad

Por la misma raz?n que alguien dijo un d?a que ten?a una vaca lechera y otro un tractor amarillo, yo digo que tengo un viejo libro de poes?a titulado Vientos de soledad. Y que alguno de sus poemas, cl?sicos en la forma, puede salir a la luz sin desdoro. Por lo dem?s, ninguno de los elementos citados va a imponer su ley en el postmodernismo, que es lo que se lleva ahora, no el tractor ni la vaca. Pero la poes?a? La poes?a, no. Los micr?fonos ?Qu? me dice usted, hombre? Los micr?fonos ?Y qu? es el postmodernismo, si se puede saber? Los micr?fonos. ?Ha tomado usted algo, por casualidad? Los micr?fonos?

Pues bien, este fin de semana me he echado a la espalda la tarea de volverlos a leer ?Los micr?fonos? No, los poemas. Y de este modo me he encontrado con unos pensamientos que, aun sabiendo que eran m?os, ve?a, casi, como si fueran ajenos. Y es que la distancia que nos separa tiene ya la friolera de 23 a?os. Claro que 23 a?os no es nada si se miran desde un relativismo temporal, que es lo que permite que un t?o sexagenario con estrambote, como Rod Stewart, se case con una moza de 36 a?os, incurriendo de paso en un relativismo de altura. Es decir, espacio y tiempo. Ninguna novedad en la frente, por ahora.

Tengo que decir, no obstante, que del libro en cuesti?n han sido publicados algunos poemas, siendo los m?s representativos los m?s ligeros de peso, como salta f?cilmente a la vista: Se me pone el alma o ?C?mo es el alma? ?No son t?tulos que flotan? Los dem?s han sido sometidos a una primera selecci?n, por la que quedar?n separados para la eternidad, que es un absoluto temerario que tampoco tiene cabida en el postmodernismo.

Lo que s? cabe muy bien en este movimiento que nos envuelve, es una de las frases m?s categ?ricas que he encontrado en el libro. Pero no en un poema, ya que la poes?a est? excluida de los ?mbitos de la estupidez, sino en el pr?logo, que es esa guinda que viene a resultar prescindible en casi todos los libros. Dice as?: Una vez que el hombre se ha decidido a ser animal, ?qu? puede esperar de la vida sino la coz de sus semejantes? Es duro, ?no? Sobre todo para los animales.

Os dejo un poema de los que han pasado la criba.

Con un abrazo

?A qui?n le pedir? que me sostenga?

?A qui?n le pedir? que me sostenga
si t?, que eres amor, me das de lado?
?Ad?nde habr? otro hielo m?s helado?
?Ad?nde m?s silencio en tanta lengua?

?Por qu? he de ser molino sin molienda,
latir de coraz?n no traspasado?
?Por qu? si soy farol voy apagado
y no ha de haber un rayo que me encienda?

Mi boca es oraci?n, mi cuerpo ofrenda,
?y no ha de haber pu?al mal afilado
ni mano temblorosa que lo hienda?

?A qui?n le pedir? que me sostenga
si no es a ti, amor, que me has cegado
y me has dejado solo con la venda?

Mariano Estrada, www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com
Publicado por Mariano.Estrada @ 21:28
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 19 de junio de 2007 | 20:26
S?nceramente yo los veo, subidos en el tractor amarillo, rodeados de vacas, felices y contentos comiendo perdices toda su vida ? Y la edad? ? Qu? demonios importa eso? Si se quieren, eso es lo que de verdad importa.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 20 de junio de 2007 | 14:10
se?or mariano, d?game, ?si a usted se le presentara la ocasi?n no se casar?a con una modelo de 36 a?os y aunque le saque 20 cm? Cont?steme por aqu?, por favor, no tengo mail propio. Saludos
Publicado por Mariano.Estrada
Mi?rcoles, 20 de junio de 2007 | 17:43
Como no s? si me pregunta un "amigo" o un "enemigo", voy a tratar de responder, en una, a las dos posibilidades. Y digo que normalmente no respondo a los invitados que no se identifican. De manera que ?sta es una excepci?n.

Contesto:

Pues mire usted, amigo: sin pensarlo dos veces. Porque si lo pienso dos veces, tendr?a que llegar a la conclusi?n de que mi mujer no me deja.

En cuanto a la diferencia de estatura, ver?: yo sal? un tiempo con una chica muy alta, tanto que para poder echarle el brazo por el hombro me sub?a al bordillo de la acera mientras ella, que usaba zapato plano, iba por la calzada. Pero ahora tengo esco?ado el brazo que normalmente utilizo para ese menester, que es el izquierdo. Y en el otro tengo reflejos? O sea que llego a la misma conclusi?n: mi mujer no me deja.

?Y qu? har?a yo si mi mujer me dejara? Esto s? que es sencillo de responder: me volver?a loco

Un abrazo
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 20 de junio de 2007 | 21:13
Despu?s de esperar toda la tarde tu contestaci?n, has contestado lo que todos estabamos seguros de que contestar?as, Biennn.