Lunes, 29 de enero de 2007
S?nchez-Drag?, presentador de Telemadrid

Fernando S?nchez-Drag?, adem?s de un personaje controvertido y contradictorio, es un fil?logo at?pico que un buen d?a se hizo presentador de televisi?n, yo creo que para bien de la televisi?n. Es justo reconocer que ha divulgado el libro como pocos y ha ofrecido a los espa?oles una serie de programas culturales de los que, pese a quien pese, acaso no hemos sido dignos y por los que creo que estamos en deuda con ?l.

Ha llovido mucho desde aquel pol?mico libro en cuatro tomos, titulado Gargoris y Habidis. Una historia m?gica de Espa?a, sobre el que, a priori, nadie se hubiera atrevido a pronosticar el ?xito. Un ?xito al que tal vez contribuyera la postura contraria del conjunto de los historiadores espa?oles que, guardianes de la ortodoxia, sintieron profanada la profesi?n. Un libro que yo quise leer, atendiendo a la exigencia del autor, que no admit?a que se hablara mal de su libro si no se hab?a le?do: ?Para conocer el sabor del melocot?n, hay que probar el melocot?n?. Y una vez probado, cosa que hice hasta las ?ltimas heces, me entretuve en la descripci?n de una cueva que mi sobrecogida imaginaci?n se hab?a ido forjando en el largo camino de la lectura.

Aqu? la dejo, para solaz de admiradores y detractores -que para ambas cosas sirve-, de quien ma?ana ser? flamante presentador de Telemadrid. Del diario de la noche.


UNA ESPELUNCA ?RTABRA ESCULCADA POR UN EP?GONO AP?CRIFO DE FERNANDO SANCHEZ-DRAG?.

?Tras esculcar con ojos nict?lopes una espelunca ?rtabra de l?bil y anfractuoso suelo y abarrotada de c?nifes, afloramos a la emp?rea luz del espacio donde, al abrigo de un mogote, pudimos llenar la andorga hasta dilatar el ?nfalo.

Los arcaicos habitantes de este latebroso lugar mirlaban a los muertos despu?s de trepanarlos a cincel con el prop?sito encomiable de exonerar sus esp?ritus. El rito prosegu?a con la elecci?n insaculada de un cuerpo sin m?cula que, por arte de birlibirloque, quedaba sometido a una ominosa e inici?tica flebotom?a. La sangre era libada en orgi?stico aquelarre, en el que alunados lic?ntropos fletaban sus nocherniegos aullidos mientras el grueso de la mesnada o leva se perd?a en crapulosos alcoholes.

En el cenit de esta bulla o zambra, hierofantes y derviches pasaban a abarraganarse en rijosa coyunda de n?biles hembras sobre t?lamo num?rico-tect?nico. Todo ello bajo la f?rula de una tarasca o gomia ataviada de vestidura talar, birrete y croza, que abocaba de s?bito en medio de una nube de mef?tico ?ter.

A?n se conservan algunas inscripciones ?gmicas, netamente reconocibles, en el dintel de piedra r?nica de la entrada, que est? sostenido por jambas o fustes de buriladas cari?tides. ?stas, a su vez, se asientan en basas de granito plagadas de alv?olos u ondulaciones sinclinales que sugieren vetustas cazoletas, esv?sticas y escrituras hemisf?ricas y tectiformes en colosal mixtifori y no menos admirable sincretismo.

En constre?ido ep?tome podemos ornear abiertamente que quien pon?a sus pies en la esot?rica espelunca apostataba sin remisi?n de las at?vicas creencias de su eximia e ?nclita prosapia hasta el d?a en que las Parcas decidieran enfilarlo hacia el nirvana del Hades.?

Mariano Estrada

Posdata:

Afortunadamente, sus libros posteriores, que son muchos, han tenido una lectura m?s f?cil. Me gust? bastante El camino del coraz?n. En cambio, La prueba del laberinto me pareci? un aut?ntico fraude?. Ambos fueron ?Tema de Lara?, el primero con el segundo premio. El segundo, con el primero. Hablo del Planeta, claro, en distintos a?os. Al ganar el primer premio dijo algo as?: ?De los 50 millones, veintisiete van a Hacienda. No hay derecho. Y no nos quitan el IVA. Voy a coger los b?rtulos y me voy a ir a Colombia...?

Drag? puro. No me extra?a nada la p?sima opini?n que, seg?n declara en una entrevista, tiene de los espa?oles y, concretamente, de los madrile?os, ?sos que a partir de hoy van a verle la cara en el telediario de la noche.

Nada m?s, decirle a Fernando que Cervantes tuvo serios problemas con la Hacienda de su ?poca, de la que era recaudador, y no andar?a lejos de ser uno de esos espa?oles que ?l tilda de sinverg?enzas...

Le deseo mucha suerte con este nuevo toro, que s?lo es uno m?s de los que le ha tocado lidiar en su ya larga vida. Cuando vino a torear en Villajoyosa, yo fui el novillero que hizo de presentador. Hace ya muchos a?os.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com
Publicado por Mariano.Estrada @ 1:23
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 29 de enero de 2007 | 10:22
inutilizada par?frasis de una cr?nica anacr?nica
Publicado por Invitado
Lunes, 29 de enero de 2007 | 10:50
Conf?o que presente el telediario, mejor que escribe, su programa cultural, estaba bi?n, pero sus libros dejan mucho que desear.
Publicado por Invitado
Jueves, 22 de mayo de 2008 | 11:59
Mi padre me dijo una vez, y tuvo que repet?rmelo muchas veces m?s para que lo entendiera, que si yo tengo un convencimiento y el resto del mundo tiene otro diferente despu?s de haberlo contrastado, casi casi seguro que YO NO TENGO RAZ?N.
Sin embargo el Sr. S?nchez-Drag? es el "universo intelectual", es el "dogma" y el "paradigma" en el que todos hemos de beber. Eso s?, si no bebes de sus aguas (?cu?les son sus aguas?) te vas a intoxicar con veneno popular -de pueblo- y democr?tico.
Pues no.
El ap?trida transgresor no me ofrece nada. M?s bien me repele.
El incongruente se?or inmerso en "la derechona" m?s corrupta que juega a la liberalidad de las culturas bant?es ... a m? no me la da con queso!!
Sr. S?nchez-Drag?... siga usted d?ndose piquitos con su Esperanza. La presidenta, digo, o la virtud, que de ea, usted carece!
Un cordial saludo
Julio Correas