Domingo, 01 de agosto de 2010

Muelas de los Caballeros. Mieses tras una tapia de piedra. Foto de Fernando Medrano

?

Preludio de siega

?

Con un calor de justicia, que achicharraba los sesos en el caletre, como dir?a don Camilo en la cuenta de los tontos, andaba yo ayer por esas calles de asfalto que nos ha dado la modernidad. Afortunadamente, todo hay que decirlo. Sudaba como un pollo (Por cierto, ?sudan mucho los pollos? Lo digo porque a veces repetimos mec?nicamente determinadas frases hechas sin comprobar en absoluto su grado de veracidad. Por ejemplo: duerme como un lir?n, bebe como un cosaco, pica como un demonio?)

Es decir, sudaba. Y entonces me acord? de otros viejos calores, que tambi?n achicharraban los sesos en el cacumen mientras cantaban las cigarras y restallaban las vainas de las escobas y de los codesos. Dios, c?mo herv?an los sesos en la ardiente sart?n de la cabeza. De vez en cuando graznaba una gaya o una hurraca, o se o?a el trino repetido y escandaloso de un pico carpintero, el canto de un cuco, de una bubilla, de una orop?ndola o el zureo de alguna torcaz.

Naturalmente, t? te echabas al coleto un trago de aquel brebaje de vino y gaseosa que quitaba moment?neamente la sed y que, en realidad, acababa achicharr?ndote los sesos en el sesero con una mayor virulencia. Pero entonces te pon?as un instante a la sombra, te quitabas el sombrero de paja, aireabas la frente sudorosa y volv?as nuevo al tajo. O al Fontir?n, donde hiciera falta. Y si hac?a falta te pon?as a cantar? Por el camino vienen / desde la era / Ellos son labradores / sus cuerpos tierra.

En fin, no quiero aburriros demasiado. S?lo quiero deciros que el poema que dejo a continuaci?n es el preludio de esos chicharrones de seso que, al cocer, ?produc?an en el mag?n borbollas de este tipo: Brrrrrrrrrrr, Brrrrrrrr, brrrrrrrrrr? Por expresarlo con onomatopeyas similares a las que utiliz? don Camilo Jos? Cela en la cuenta de los tontos, aquellas figuras esperp?nticas a las que les herv?an los sesos en la desequilibrada sart?n de la azotea ?O son recuerdos m?os y no hay celas ni sesos ni cuenta de los tontos? Yo creo que s?, lo que pasa es que a lo mejor soy uno de ellos?

Y ahora que caigo: no era yo el que andaba por mis tierras al paso renco de un burro. El que andaba era mi padre, aquel hombre trabajador, bueno, sabio, valeroso y humilde,? de quien aprend? algunas cosas que no he olvidado jam?s: la honestidad, por ejemplo.

Un abrazo

?

Preludio de siega

?

Al paso renco de un burro

y por caminos agrestes,

andaba yo por mis tierras

mirando el mar de las mieses.

?

El sol pegaba de plano

y en las retamas silvestres,

las vainas, achicharradas,

se abr?an todas del vientre.

?

En un zig.zag del camino,

junto a una cembra, una fuente.

El agua, todo frescura

y, alrededor, todo verde.

?

All? saciamos, a morro,

el burro y yo nuestras sedes;

que el paso renco de un burro

renquea menos si bebe.

?

Despu?s hicimos la holganza

que al buche lleno conviene;

el burro atento a las yerbas

y yo a los piensos siguientes:

?

?Por m?s que aguarde otro d?a,

el d?a llega igualmente;

la ca?a parte de abajo,

donde la hoz le hinca el diente?.

?

-Simpr?n, le dije al borrico:

la siega ya nos pretende.

Mediante Dios la encetamos

ma?ana mismo, si quiere.

?

Del libro ?Tierra conmovida?

?

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Blog http://paisajes.blogcindario.com

Poemas recreados: http://groups.google.com/group/paisajes-literarios


Publicado por Mariano.Estrada @ 11:47
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 03 de agosto de 2010 | 2:04

A las tierras, labriego,

que ya es mañana.

Por detrás de los montes

despunta el alba...

 

Fragmento de un poema de Mariano Estrada

Publicado por Mariano.Estrada
Martes, 03 de agosto de 2010 | 9:49

Hola, Anónimo/a:

Esa estrofa pertenede al poema "Albores de campo seco", del libro "Mitad de amor, dos cuartos de querencias". Y está dedicado a mi padre, Daniel Estrada Nieto. Pongo el segundo apellido porque mi hijo se llama Daniel Estrada Corrales.

Dejo aquí otra estrofa del mismo poema:

...Que la tierra me duele,

me duele fiera,

de los trigos que mueren

sin ver la era...

 

Gracias. Un abrazo

Publicado por Invitado
Jueves, 12 de agosto de 2010 | 15:49

que buen articulo

Publicado por Mariano.Estrada
Jueves, 12 de agosto de 2010 | 17:33

A eso se le llama concisión, señor invitado. Muchas gracias por el elogio. Un abrazo