Mi?rcoles, 04 de julio de 2007

400x300px - 33.0 Kb

¿Somos contradictorios?

No es la primera vez, ni creo que sea la última, que una persona se define a sí misma con términos contradictorios. Yo lo he hecho así: Soy astilla de fuego / copo de nieve / pelo cano de hombre / risa de nene. Sin embargo, paradójicamente, a menudo me he expresado de manera absolutamente categórica, sin asomos de duda, con palabras contundentes y precisas, con ideas suficientes y acabadas.

Fue Walt Whitman, el autor de Hojas de hierba y poeta de la naturaleza y de la libertad, quien dejó este asunto muy claro: ¿Me contradigo? Muy bien, entonces me contradigo (Soy enorme, contengo multitudes). Que es un modo de darle la vuelta a las cosas, es decir, reconocer la contradicción en la que uno se desenvuelve todos los días, pero no como desdoro, sino como enriquecimiento o grandeza; no como denigración, sino como alabanza. Aglutinar es mejor que separar. Ser esto y aquello es mejor que ser esto o aquello.

Y aunque no aceptamos con gusto que nos lo echen a la cara, lo cierto es que somos un manojo de contradicciones. La naturaleza humana se empeña en afirmar lo que antes ha negado, a veces, incluso, negando al mismo tiempo que afirma. Donde ahora me afirmo / vuelvo a negarme / Y pendulo entre extremos / equidistantes. Porque, al fin y al cabo, la afirmación y la negación, ¿no son dos caras de una misma moneda? La razón nos dicta una cosa, pero el corazón no se atiene a razones, sino que va por libre ¿Por qué, si no, amamos a una persona cuando la razón nos está diciendo, a veces con meridiana claridad, que esa persona no nos conviene?

Sabemos que no es bueno excederse con el alcohol, pero nos excedemos. Sabemos que no es bueno fumar, pero fumamos. … ¿Por qué fumamos, señora Ministra? “¿Fu man chú?” “Yo chí ¿y chú?” Reconocemos que “No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”, pero todos nos empeñamos en acumular y rodearnos de un montón de servidumbres y de necesidades ¿No es verdad, queridos notarios y registradores? ¿No es verdad, agentes inmobiliarios, fabricantes de automóviles, propietarios de grandes almacenes y de pequeña bisutería? ¿No es verdad, productores de potingues interminables y de cosmética vana? ¿No es verdad, señores banqueros? ¿No sois vosotros beneficiarios de tanto atesoramiento con hipoteca?

En fin, no creo que sea necesario insistir en algo que parece tan obvio. Yo tiendo a creer que, en la intimidad de cada uno, todos hablamos catalán y comprendemos a Whitman. Dejo aquí una muestra explícita de que quien esto escribe reconoce sus contradicciones, si no en las discusiones acaloradas -en las que llegamos a ser excesivamente apodícticos-, sí en los reposados momentos que empleamos en escribir una reflexión o un poema. Éste, por ejemplo:

Flor y hueso
Del libro “Vientos de soledad” (1984)

Por una parte flor, por otra hueso,
a veces cocodrilo, otras venado,
mantengo entre lo seco y lo mojado,
un labio en el mordisco, otro en el beso.

Y voy, como la duda, libre y preso,
lo mismo a lo banal que a lo sagrado;
un paso de mi andar a cada lado
del linde entre la vida y el deceso.

Un ojo a la carencia, otro al exceso,
tan pronto libertad como candado,
lo espeso por aquí, allí lo adrado.

Que soy, como la vida, pluma y peso,
orgullo y humildad, virtud, pecado
y lobo con semblante de ganado.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com


Publicado por Mariano.Estrada @ 20:58
Comentarios (8)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 05 de julio de 2007 | 3:46
Querido Mariano, tu poema es precioso, como todos tus poemas, y tus palabras, exactas y certeras, un beso adriana
Publicado por Invitado
Jueves, 05 de julio de 2007 | 12:05
Todo muy acertado como siempre, que escribes algo, y es que todos estamos llenos de contradicciones, yo la primera, siempre digo, no hagas ?sto, voy y lo hago, no digas ?sto voy y lo digo, pero bueno, yo es que soy incoregible, adem?s de ? C?mo dijiste? primaria. Besos.
Publicado por Invitado
Jueves, 05 de julio de 2007 | 22:32
Mariano,te agradezc tu ?ltima contestaci?n en las"arrugas" y espero que lo de amigo, cada d?a vaya en ascenso.


De tus poemas solo puedo decir que tu clarividencia para tratarlos es del grado superlativo, s?, todo son piropos lo que te damos, pero no se puede contestar de forma distinta.

La vida est? llena de contradicciones, y no digamos de avaros, ego?stas y espabilados, sin darnos cuenta que aqu? estamos de paso, y que s?, que son necesarias muchas cosas, pero no tantas como las que tenemos, y que luego, alardeamos de ellas diciendo: a mi no me gusta la tele, pero tengo cinco.

En tu escrito me ha gustado mucho una frase o comentario, yo le dar?a el t?tulo de frase de la semana, pues refleja mucho de lo que ocurre o ha ocurrido a muchos, y de lo contradictorios que somos, y no es otra que la que dejo como final de mi comentario: ?Por qu?, si no, amamos a una persona cuando la raz?n nos est? diciendo, a veces con meridiana claridad, que esa persona no nos conviene?

JM
Publicado por Invitado
Viernes, 06 de julio de 2007 | 2:08
Querido Mariano, mirando ls fotos del jardin y de la casa me siento como el personaje de Saint Exupery, y ahi si existe la contradiccion,que llamo mas bien de caballero, tu elogiando con ese paisaje a mi pobre pais querido , aqui no es un desierto , pero se siente la soledad en los que quedamos , y que como el personaje , tanto a?oramos,Un beso a la distancia,
Publicado por Lidia
Viernes, 06 de julio de 2007 | 14:23
Claro que somos contradictorios, Mariano. La contradicci?n es condici?n inherente al ser humano y nos hace eso...ser humanos. Otra cosa ser?an las incoherencias en que a veces incurrimos: un leve pero contundente matiz separa la contradicci?n de la incoherencia.

Cuando yo era peque?a, mi madre siempre me dec?a: "?Hija, eres el esp?ritu de la contradicci?n!". Y me daba much?sima rabia. Sin embargo ahora siempre reconozco que me considero una persona apasionada y rom?ntica, hipersensible y cabezota, sensual y espiritual, femenina y feminista, reflexiva y tempestuosa, melanc?lica y risue?a, y tan racional como intuitiva.

Como podr?s ver, un manojo de contradicciones a veces un tanto dif?ciles de manejar...

Me han gustado mucho el post y el poema, me he sentido plenamente identificada. ?Gracias por escribirlo!

Besos y hasta pronto.
Publicado por Mariano.Estrada
Viernes, 06 de julio de 2007 | 17:42
Hola, Adriana, Jos? Miguel, Lidia e invitados an?nimos: muchas gracias por vuestros comentarios. Como era de esperar, en este asunto somos todos alcaldes de Fuenteovejuna, ergo? ?Viva la contradicci?n! ?Hab?is visto? De cinco opiniones, sumadas a la m?a, he sacado una conclusi?n general. Pero es que hay gato encerrado, porque la conclusi?n estaba inducida en la premisa.

Y dejando a un lado las bromas, ?no os parece extra?o que nos reconozcamos contradictorios de una forma tan d?cil cuando opinamos sobre nosotros mismos y nos siente tan mal cuando nos acusan otros de serlo? Lidia, ?por qu? te daba rabia que tu madre te dijera que eras no ya la contradicci?n, sino su esp?ritu rebelde y altanero?

-Eres un ser contradictorio, hermano.
-Que yo soy un ser, que yo soy? que yo?? Vamos, hombre, llamarme ser a m?, cuando lo que soy es una sencilla persona?

Un beso o todos. Y atadas
Publicado por Lidia
Viernes, 06 de julio de 2007 | 19:57
Pues por la misma raz?n que apuntas t?, Mariano: no es lo mismo reconocer los errores o "defectos" propios que te los se?ale alguien ajeno, por muy maternal que sea ese alguien (o quiz? todav?a m?s por esa raz?n, hijas y madres tenemos un contencioso de por vida: nos adoramos sin dejar nunca de discutir). De todas formas tengo que decir en mi descargo que en esa ?poca yo ten?a cuatro a?os, as? que no se me pod?a pedir mucha coherencia ni no-contradicci?n...?o s??

Besos de nuevo (atados y sin atar :D)
Publicado por maria simona
Martes, 29 de septiembre de 2009 | 21:02
La contradicci?n ,
Mariano,
es parte de nuestras vidas...
ya nacemos ,
ya morimos
a una vida
para llegar a la otra...
y tu lloras, todos lloramos
mientras el resto se rie...
la contradicci?n ,
Mariano,
nunca habra de abandonarnos..
somos hielo,
somos fuego,
somos todo,
somos nada.......

lo has provocado con tu poema, amigo mio...un abrazo...