Lunes, 18 de diciembre de 2006
Un alto en la ruta

En este peque?o pasaje del libro ?Aguablanca: caminos de ida y vuelta?, se describe un punto concreto de la ruta en el que nos detuvimos a comer y en el que los ojos fotogr?ficos de Fernando Medrano y Jos? Manuel Guti?rrez vieron bellezas suficientes como para sacrificar por ellas la comida, cosa que a m? me sorprendi? en un principio, pero luego vine a saber que esa no es una praxis exclusiva de fernandos o de josemanueles, sino de fot?grafos en general. El problema es que despu?s, al afrontar la pendiente de la pedriza, les flaquearon levemente las piernas, especialmente a Fernando, cuya enjuta y aparentemente fr?gil figura necesita de una adecuada protecci?n gastron?mica. Para colmo, en uno de los numerosos agujeros que hay entre los incontables pedruscos, se perdi? para siempre un cristal de sus gafas. O sea que tuvo que terminar la excursi?n, de la que faltaba a?n la peor parte, como un cristo bendito, desfallecido y cegato. No obstante, todav?a tuvo fuerzas para llegar a la cumbre e inmortalizarnos a todos con su c?mara. Porque, eso s?, Fernando lleva la c?mara donde suele llevarse la obsesi?n, ya puede haber p?lpitos o desfallecimientos. Por ?ltimo, los problemas estuvieron mayormente en las botas katiuskas de Inmaculada Mart?nez, leonesa y un poco benidorm?, a quien, pisando aquel suelo irregular, se le desarticularon dos veces y tuvimos que recomponerlas otras tantas con dedicaci?n y con celo. Con mucho celo.

Y tambi?n con algo de prisa, porque ve?amos que se nos echaba encima la noche. No tanta, sin embargo, que a algunos de nosotros, sin duda los m?s intr?pidos, nos impidiera desplazarnos un trecho del camino, cuando finalmente encontramos el camino, para visitar una antigua mina de hierro sobre la que, seg?n pudimos ver con nuestros ojos, ha pasado el caballo de Atila, un caballo al que Medioambiente le ha dado el nombre de cortafuegos. Eso s?, en el camino de vuelta nos topamos con un peque?o reptil cuya lengua es b?fida?
- ?Una v?bora? ?D?nde? Bruja, m?s que bruja, que tienes el demonio en el cuerpo?


Un abrazo


Montes de Velilla. Valle de Tijeo. ?Dios, qu? valle! Horcajo. V?rtice. Confluencia de torrenteras. Brusquedad, cambio de pendiente. A partir de aqu?, tambi?n cambian las marchas, m?s potentes, m?s cortas. A la izquierda, mirando hacia las cumbres, muy arriba, est? la Fuente del Buey, donde ahora beben los corzos. A la derecha, una gran pedriza. En el centro est? la virtud. En el centro bajo, en el bajo vientre, donde el bosque tiene m?s esplendor y los robles son m?s airosos. Mira ese ejemplar, Josico ?Te has fijado bien? Un roble cuyas ramas son robles cuyas ramas son robles. Un roble ele?tico, digamos ?Cu?ntos a?os tendr?, Mar?a Jes?s? No s?, pero es un roble espl?ndido y robusto, ?hermoso como un le?n al mediod?a?, ?con la fuerza de un joven campesino que atraviesa de un salto el r?o?

?Qu? planta, madre, qu? tronco! ?No percib?s la eternidad, la calma, el lento crecimiento de la madera? Ante un ?rbol as? ?no pierden peso las cosas? ?No pierden gravedad? ?No se evidencia lo ef?mero? No s?, no s?... Ef?mera es la rosa, por ejemplo, y, aunque en nada es comparable, en nada desmerece ?No! La rosa es Plat?n y Milton y Alejandr?a. La rosa es eterna, como el m?rmol. La rosa es simplemente inmortal ?Y el roset?n? El roset?n es un bien catedralicio. El roset?n puede ser arte, pero no huele. Dura, pero no es eterno. Despierta admiraci?n, pero no es c?mplice de amores descarnados, risas inclementes, arrebatos de l?grimas. El roble es un templo de vida y fortaleza. Puede ser casa, puede ser t?lamo, puede ser fuego. La rosa, que es fragancia, es met?fora y s?mbolo. El roble y la rosa, como s?mbolos que son, son tambi?n inmortales.

?Y el arroyo? El arroyo es un proyecto de r?o y el r?o es un proyecto de mar. Un proyecto seco, en todo caso ?Where is d?nde? Nada por aqu?, nada por all?...Yo no veo r?o ninguno. No, no, ver?s, ?in illo tempore?, bajo el calor de un verano sofocante, la reina de las napeas estaba a la sombra de los robles, virginal y desnuda. El arroyo, que era un dios inocente y vergonzoso, no pudo soportar la contemplaci?n ?Tanta maravilla! Y entonces se hizo invisible en este punto, como los gatos en la noche, como el metro en la ciudad, ocult?ndose, cada a?o, hasta que vienen las lluvias y los deshielos. La diosa no ha vuelto jam?s, pero estos musgos la esperan todav?a, porque en ellos estuvo un d?a tumbada. Tumba por aqu?, sepultura por all?. Guadiana, necr?polis, misterio. Fuente del Buey. Toro Tumbo. El paraje est? te?ido de sensualidad. El hechizo es palmario. La belleza emborracha los sentidos. La soledad penetra en el alma por los poros. Se dir?a que va a volver pronto la diosa...
- Esa historia, Isidro, encaja en la mitolog?a tradicional, aunque nada nuevo le a?ade.
- Es cierto, Antonio, pero describe un rinc?n de esta comarca cuya belleza me importa resaltar, porque es de los m?s bellos que he visto.
- Pasi?n incluida, supongo.
- No creas. Los fot?grafos que iban en el grupo, y eran dos, se implicaron tanto en el tema que se olvidaron de comer, mientras nosotros nos pon?amos las botas de la gula. Cosa que es normal, por otra parte, cuando los fot?grafos encuentran un motivo.
- ?Pero eran fot?grafos aut?nticos o simples japoneses con c?mara? ?pregunt? Antonio, tir?ndose directamente a la yugular.
- Bueno, no es Sebastiao Salgado, pero Jos? Manuel Guti?rrez es especialista en reportajes para revistas de turismo y actualmente dirige una de ellas: P?rgamo. En cuanto a Fernando Medrano ?qu? te voy a decir? Pasi?n, alma, sensibilidad. Categor?a y altura. Inteligencia objetiva. Arte. El bi?logo Joan Piera, a quien Mariano Estrada ha bautizado como ?el se?or de las orqu?deas?, le ha definido como ?poeta de la imagen?. Tiene varios premios y el Instituto Alicantino de Cultura, Juan Gil-Albert, acaba de publicarle un libro cuyo t?tulo es ?La mirada y la vida?. Por cierto, con una foto de Muelas ?Son avales bastantes o tenemos que bastantear un certificado de garant?as?

Del libro ?Aguablanca: caminos de ida y vuelta?

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog: http://paisajes.blogcindario.com
Publicado por Mariano.Estrada @ 18:58
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Renton
Lunes, 18 de diciembre de 2006 | 19:50
Quiero que sepa que tengo su blog agregado a favoritos... qu? co?o, usted es bueno!


Siga as? por favor.

Renton

http://www.comingonage.blogspot.com/